• ¿Quién tiene que darse de alta como autónomo?

    ¿Quién tiene que darse de alta como autónomo?

    Muchas personas desconocen si su actividad profesional cumple las condiciones para darse de alta como autónomo ¿en qué situaciones es obligatorio? Os las contamos a continuación.

    Darse de alta como autónomo

    Darse de alta como autónomo

    Inscripciones en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos)

    Si en tu empresa llevas a cabo una ordenación de medios de producción y de recursos humanos, ésta adquiere el rango de actividad empresarial, ya que se lleva a cabo una distribución y producción de bienes y servicios, y por lo tanto exige unas obligaciones fiscales. Los campos más comunes están relacionados con la fabricación, el comercio, la prestación de servicios (agrícolas, forestales, artesanales, ganaderas, de construcción, mineras, pesqueras) y la práctica artística.

    La diferencia principal entre la actividad empresarial de la profesional es que el primero presta sus servicios bajo una entidad, trasladando las actividades de la empresa hacia un conjunto, mientras que el profesional lo hace de manera directa y él mismo es la cara que presenta al exterior. No obstante si esta persona ejercita sus servicios de manera individual dentro de una compañía, también pasará a considerarse una actividad empresarial (academias, clínicas privadas…etc.).

    ¿Cómo me doy de alta como autónomo?

    Es un proceso administrativo que todo empresario debe llevar a cabo. Los pasos más importantes para gestionar todo el procedimiento son:

    1. Concesión de licencias

    – Licencia de obras: necesaria para cualquier reforma de acondicionamiento interior, exterior y de nueva construcción.

    – Licencia municipal de apertura: se reclama cuando se va a abrir la empresa para acreditar la adecuación de las instalaciones, siguiendo la normativa urbanística.

    2. Registros

    – Registro mercantil: sólo está exento el empresario individual naviero.

    – Registro de la Propiedad Inmobiliaria: para publicitar la propiedad.

    – Registro Industrial: sólo es necesaria en los empresarios que vayan a trabajar en el ámbito de la industria.

    3. Trámites fiscales

    – Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

    – Impuesto de Actividades Económicas: obligatorio para todos los emprendedores.

    – Declaración censal.

    4. Gestiones en materia laboral

    – Afiliación y alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos)

    – Registro de la empresa en la Seguridad Social.

    – Alta de los trabajadores.

    – Comunicar al organismo pertinente de la apertura del centro de trabajo a través de Dirección Provincial de Trabajo (tienes un mes para llevarlo a cabo).

    – Obligación de formalizar por escrito todos los contratos de trabajo en la pertinente oficina de empleo.

    – Libros de Registros.

    – Libros Laborales.

    – Libro de Matrícula.

    – Libro de Visita.

    Darse de alta como autónomo es un proceso duro y largo, pero te sentirás lleno de orgullo y satisfacción una vez que comiences tu actividad empresarial. LS Asesores pone a tu disposición todos sus servicios para facilitarte todas las complicaciones que te surjan durante tu trabajo. Tu éxito también es el nuestro.

    Fuente: Cincodías.com

Comments are closed.