• Reduce la cuota del impuesto sobre sociedades antes de fin de año

    Reduce la cuota del impuesto sobre sociedades antes de fin de año

    La cuota del impuesto sobre sociedades recae en los beneficios obtenidos por las personas jurídicas que tienen capacidad legal para contratar y asumir deudas y derechos. La primera fase de la reforma fiscal de este año ha permitido la aprobación de ventajas fiscales que potencian la capitalización de las empresas y fomentan actividades relacionadas con la investigación y el desarrollo.

    Cuota del impuesto sobre sociedades

    Cuota del impuesto sobre sociedades

    Con el crecimiento de las empresas con beneficios, se mantienen los límites a la deducibilidad de los intereses y se introduce la reserva de capitalización, en sustitución de la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios y la deducción por inversión de la Ley de Emprendedores, una nueva reducción tributaria para fomentar el ahorro empresarial.

    La reserva de capitalización permite a las empresas, independientemente de su tamaño, rebajar su base imponible en un 10% del importe destinado a esta nueva figura. Salvo pérdidas, los fondos propios no pueden utilizarse en un plazo de cinco años. El beneficio fiscal está limitado y es que la reducción aplicable no puede superar el 10% de la base imponible positiva.

    Por ejemplo, una empresa mediana con una base imponible de 2.000.000 de euros aporta un millón a la reserva de capitalización. A ésta se le aplicaría una reducción de hasta 100.000 euros (el 10% del millón de euros). Así, la base imponible del ejemplo propuesto se reduciría hasta 1.900.000 euros. Como la empresa es una pyme, los primeros 300.000 euros tributarán al 25% y el resto al 28%. Finalmente, la cuota a pagar asciende a 523.000 euros. Si lo comparamos con el año 2015, cuando no existía la reserva de capitalización y el tipo nominal ascendía al 30%, el ahorro hubiera alcanzado los 62.000 euros.

    Con la Ley de Emprendedores se introdujo la posibilidad de solicitar en metálico el pago de la deducción con un límite de tres millones de euros, una subvención sobre todo para las compañías con pérdidas, pero con la reforma fiscal éste se ha ampliado a cinco millones para las compañías más intensivas en I+D y que destinen más del 10% de su cifra de negocio a esta área.

Comments are closed.